Cambios en las rutinas de los niños con autismo

Los niños con autismo aman las rutinas porque se pueden adaptar fácilmente a ellas, pero, sobretodo, por la comodidad y confianza que les hace sentir cuando las cumplen. Es por esto que muchos se resisten a los cambios, en especial a aquellos que son abruptos. Entonces, es conveniente aplicar estrategias que faciliten una introducción progresiva de cambios necesarios.

Afortunadamente, los modelos de intervención ya no son tan estrictos como antes y muchos paradigmas se han roto, dando paso a nuevas técnicas para ayudar a los niños a enfrentar cambios de una forma más amena y natural.

Nuestro día a día está colmado de rutinas: levantarse, bañarse, desayunar, ir al trabajo o llevar a los niños al colegio, en fin, muchas tareas repetidas que se transforman en hábitos. Pero no todas las actividades que realizamos son fijas; muchas veces tenemos que encontrar la manera de adaptarnos a situaciones que rompen con nuestra cotidianidad.

Ante esto, ¿qué podemos hacer y cómo podemos manejarnos cuando se trata de niños con autismo? Es simple, acá te ofrecemos algunas estrategias viables y eficaces para evitar que los cambios afecten el desarrollo de los niños dentro del espectro.

Técnicas para introducir cambios en las rutinas de los niños con autismo

Para preparar al niño ante situaciones nuevas o cambiantes puedes aplicar cualquiera de estas dos técnicas:

  • Anticipación: Anúnciale al niño lo que va a pasar con antelación, aquello que tienes previsto y lo que podría ocurrir. Esto le dará una idea de lo que puede suceder en el futuro, ayudándolo a calmarse y reducir sus niveles de ansiedad producida por la incertidumbre.
  • Participación: Introduce cambios progresivos en su día a día: Evita cambiar su rutina radicalmente. Traza un plan para hacerlo de forma gradual, comunícale cada paso al niño y explícale cada modificación en su entorno. Es importante que participe tanto directa como indirectamente en estos cambios y que consideres su opinión.

Combina las estrategias de anticipación y participación

Tomando en cuenta la edad del niño, su personalidad y capacidad podemos aplicar el método de anticipación de acciones. Las agendas visuales son bastante útiles para este fin.

Al presentarse un posible cambio muestra el registro en la agenda al niño y explícale con calma lo que debe esperar a continuación. Elabora la agenda con recortes de revista o dibujos, por ejemplo, si vas a un nuevo centro comercial utiliza fotos para indícarle al niño qué se hace allí y dale una breve reseña de todo lo que puede encontrar en el lugar. También puedes usar incentivos o premios para reforzar los buenos comportamientos.

Involucra al niño en la compra de alimentos, como la elección de las frutas y verduras, para que se sienta cómodo con la actividad y participe en ella sin miedo o ansiedad.  Al dar este paso habrás logrado:

  • La participación activa del niño en la selección de los alimentos.
  • Comprensión de la actividad, estímulo agradable y refuerzo positivo para un próximo evento.
  • Aceptación de la anticipación antes de romper con la rutina.

Como último consejo, te recordamos que es necesario tener paciencia al inicio de cada estrategia porque cada niño tiene sus peculiaridades. Aplica las estrategias a temprana edad, pues, a medida que van creciendo, se hará más difícil que internalicen los cambios en su rutina. Introducirlos poco a poco ayudará a que el niño sea más accesible ante los imprevistos.

Promover la flexibilidad es muy importante para que el pequeño pueda enfrentar situaciones inesperadas a lo largo de su vida sin sufrir shocks o traumas, puesto que el mundo está sujeto a una constante evolución. Y cuanto más ayude a su hijo, mejor preparado estará para afrontar cualquier tipo de situación.

 

niño con tablet

Los cambios son innevitables pero para los niños con autismo estos pueden ser díficiles de aceptar.

Fuente: http://bit.ly/2DDARFG

 

Facebook: Autism Soccer

Instagram: Autism Soccer

Twitter: Autism Soccer

Autismsoccer.org

Major Angel Sponsor

Pasos a seguir para crear una rutina estimulante para el niño con autismo

Todo niño, sin importar la condición que presente, disfruta de estímulos constantes para su desarrollo, junto a una buena rutina que defina sus actividades diarias y esté llena de cosas interesantes. Esto genera respuestas asombrosas de su parte que alegran la vida de padres, familiares, maestros y cuidadores; como buenos niños llenos de una gran imaginación, sus limitaciones pasarán a segundo plano si logran ser atrapados por actividades maravillosas.

Crear una rutina estimulante

Sin lugar a dudas, la mejor manera de impulsar el desarrollo y el aprendizaje de los niños, a pesar de cualquier condición, es a través de una buena rutina estimulante. Aunque parezca complicada de establecer, ellos se sentirán seguros y atendidos una vez se adapten. No es difícil de lograr, sólo sigue los siguientes pasos:

  1. Organización: lo principal de las rutinas es saber organizarlas, por lo que sentarse en un momento libre y anotar en un papel o agenda cuáles son las actividades que su infante cumple y hace a cada hora para tener un plan fijo.
  1. Objetos conocidos: para los pequeños dentro del espectro autista, las rutinas son una de las mejores soluciones para animar su desarrollo, pero estas deben estar llenas de objetos o ambientes conocidos por ellos, donde se sientan seguros y confiados.
  1. Consulta con profesionales: estos pueden ser desde el médico encargado, hasta terapistas expertos en materia autista. Conversando con ellos sabrás cómo adecuar y definir una buena hoja de ruta.
  1. Sé creativo con las actividades: por supuesto que estas son en pro del desarrollo en distintas áreas y habilidades. Pero incluye tareas físicas y divertidas con ellos. De esa manera pueden encontrar momentos para sonreir y ser simplemente niños. Las actividades físicas los ayudarán en su salud o con algunos problemas motores. No dudes incluir parte de la diversión en estas también.
  1. Trata de incluirlos con calma: para cumplir todo con éxito, es mejor llevar las cosas con calma. Es necesario que sean ellos mismos los que muestren interés en los distintos puntos, de esa forma se sabrá cuáles son las mejores y cuáles se deben cambiar. Recuerda que al principio todo se trata de ensayo y error.
  1. Horarios: ¡La parte clave! Fijar horas específicas para cada tarea, tanto física como educacional, pasando por las actividades regulares en casa como comer y dormir, logra asentar la rutina.

Elementos indispensables

Con un plan ya fijado es tiempo de pensar qué elementos incluir. Hay que tener muy presente que los infantes dentro del espectro autista adoran las cosas que llamen su atención y no necesariamente son objetos que pueden tocar de una vez. Entre estos elementos se pueden encontrar:

  • Artículos llamativos y coloridos.
  • Gadgets tecnológicos para que ellos jueguen.
  • Objetos texturizados ya que los niños disfrutan del tacto.
  • Elementos que permitan movimientos físicos como balones.

La música será básica en cualquier rutina, ya que a los pequeños los atrapa el poder moverse libremente al ritmo de la misma.

Las rutinas son perfectas para el crecimiento en todos los aspectos de tus hijos, pero ten en cuenta que estas también son perfectas para que exista una mejor conexión entre los miembros de la familia. Diseña momentos y tiempos sólo para ustedes, de esa forma no se sentirán tan apartados, sin importar la severidad de su condición.

niño jugando

Recuerda que mientras más dinámica sean las actividades o rutinas, más cómodo se sentirá tu hijo.

Facebook: Autism Soccer

Instagram: Autism Soccer

Twitter: Autism Soccer

15165 NW 77 Ave Suite 1005 Miami Lakes FL 33014

Autismsoccer.org

Major Angel Sponsor