Lenguaje corporal: ¿por qué a las personas con autismo se les dificulta mirar a los ojos?

Autism Soccer - Soccer training for kids with special abilitiesAutismoLenguaje corporal: ¿por qué a las personas con autismo se les dificulta mirar a los ojos?
24 abril 2019 Posted by Kenny Oliva Autismo No Comments

Sabemos que el trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno neurobiológico que perdura toda la vida, así como también es bien sabido que la dificultad para comunicarse e interactuar socialmente con otros es una de las principales características de esta condición. Otra peculiaridad es su aparente desinterés en el contacto visual -peculiaridad que, aunque no está presente en todas las personas con autismo, sí suele aparecer en muchos casos-; sin embargo, a pesar de que mucha gente es consciente de que los niños y adultos con TEA no suelen dar demasiada importancia al contacto visual, es común que las razones por las cuales esto sucede pasen desapercibidas. Si quieres saber más al respecto, aquí te explicamos por qué a las personas con autismo se les dificulta mirar a los ojos.

¿Por qué las personas con TEA no suelen mirar a los ojos?

Antes que nada, es importante resaltar que, a pesar de que la falta de contacto visual es una característica que se puede presentar en las personas con autismo incluso entre los primeros meses de vida, muchas otras personas con TEA no tienen problema con establecer contacto visual, es decir, la peculiaridad no se presenta en todos los individuos con TEA, pero sí en un gran número de ellos.

Dicho esto, debemos evitar intentar hacer que las personas con TEA actúen de manera idéntica a aquellas personas que no se encuentren en el espectro autista, ya que su condición puede directamente imposibilitar actuar de dicha manera: muchos de ellos ven las cosas de una manera distinta y esa es precisamente la razón por la que su comportamiento suele ser diferente al del resto de personas. Así pues, se puede entender que un acto como ver a los ojos para los demás es muy simple aunque para ellos no, pero ¿por qué no?

Las personas con autismo suelen ser más sensibles que el resto de las personas en algunos aspectos, la sobrecarga sensorial que pueden sentir es una prueba de ello. Una acción como mirar a los ojos de los demás puede impulsar en ellos una sensación de incomodidad y ansiedad; después de todo, el lenguaje corporal sigue siendo una forma de comunicación y uno de los principales rasgos es de las personas con TEA es, precisamente, la dificultad para desarrollar habilidades comunicativas.

Por otra parte, puede que una persona con autismo no tenga problema a priori con mirar a los ojos a otra persona, pero simplemente no suele hacerlo porque no lo considera importante; es decir, mantener contacto visual puede parecerle algo innecesario, por lo que simplemente no lo hace.

El caso es que hay una relación directa entre la dificultad para desarrollar habilidades sociales y la dificultad para mirar a los ojos. De hecho, diversos estudios a través de los años han demostrado que, a medida que las personas con autismo desarrollan habilidades sociales, la facilidad para mantener contacto visual suele aumentar.

También es cierto que el caso puede variar dependiendo de la edad del individuo con autismo. Los niños suelen tener menos inconvenientes a la hora de establecer contacto visual: a pesar de que no lo hagan con frecuencia, si se les pide que lo hagan, puede que no tengan mayor inconveniente en hacerlo. Sin embargo, cuando se trata de adolescentes y adultos, estos comúnmente se sienten mucho más incómodos o ansiosos.

¿Se puede “mejorar” el lenguaje visual de las personas con TEA?

Puede que esta sea una incógnita que se te ocurra al momento de leer lo anteriormente mencionado, pero quizá no es la pregunta que deberías plantearte. Sin duda, puedes ayudar a las personas con autismo a desarrollar conductas que les permitan mantener contacto visual más fácilmente, sin embargo, lo cierto es que, para muchos individuos dentro del espectro, esto sería contraproducente debido a que, al contrario de las personas neurotípicas, las personas con autismo no suelen recibir información en un intercambio de miradas, por lo que incluso atender una mirada puede hacer que estas presten menos atención a la persona que les habla (por no decir que también podría generarles ansiedad).

En lugar de de intentar hacer que ellos se acoplen a nuestra manera de ser, ¿por qué no aceptamos que simplemente son diferentes? Piénsalo de esta manera: si establecer contacto visual con una persona hace que prestes menos atención a lo que la misma dice, e incluso te hace sentir mal, ¿deberías hacerlo? La respuesta correcta es tan deducible que ni siquiera hace falta mencionarla. El problema en sí no es la manera de actuar de las personas con TEA, el verdadero problema es querer que individuos que son diferentes actúen como todos los demás.

Para concluir, es necesario mencionar que el autismo puede presentarse de maneras muy distintas en las personas, lo más recomendable es buscar ayuda profesional que pueda colaborar con el desarrollo de conductas que sean beneficiosas para la persona con autismo, de esta manera, tendrá un mejor futuro.

______________________________________________________________

Facebook: Autism Soccer

Instagram: Autism Soccer

Twitter: Autism Soccer

1480 NE 131 St North Miami Fl 33161

Autismsoccer.org

Major Angel Sponsor

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *