Monthly Archives: noviembre 2019

Niños con autismo: ¿cómo prevenir y calmar las crisis?

Los padres y familiares de niños con autismo saben lo difícil que es atravesar una crisis. Si el pequeño llegara a sentirse estresado, presionado o agobiado es posible que reaccione de esta manera. La situación resulta ser preocupante para ambas partes. Además, podría tornarse peligrosa para el niño. Por esto, es necesario indagar en el tema y aprender a calmarlo sin empeorar las cosas.

¿Técnicas para evitar una crisis en el niño con autismo o Asperger?

Antes de prepararnos para afrontar un momento de tensión en el infante, es conveniente educarnos en torno a ello. Informarnos acerca de lo que no debemos hacer y mantenerlos alejados del estrés podría evitar muchos ratos incómodos para el chico. Recordemos que lo más importante es su bienestar. Por tal motivo, es vital hacerlos sentir a gusto y crear ambientes propicios para ellos.

Hay situaciones muy estresantes para las personas con autismo. Evitando exponerlos a estas molestias les haremos más fácil el camino.

Para alejarlos de una crisis es recomendable:

  • Evita someterlos a momentos de interacción social. Todo a su tiempo y a su ritmo. Llevar a tu hijo a una habitación llena de personas podría desencadenar una crisis.
  • Mantenlo ocupado. Durante sus ratos de ocio podrían sentirse abrumados y desesperados. Los niños con autismo cuentan con una gran energía. Si estás alerta podrás notar cualquier cambio en su humor y elegir otra actividad.
  • Conversa con él. De esta manera, le enseñarás a autorregularse. Si le invitas a respirar cuando esté en un momento de tensión podrías suavizar el tono de las próximas crisis.
  • Muéstrale su comportamiento. Durante el episodio será imposible que intentes algo parecido. Sin embargo, un método que podría funcionar es el de grabarlo para mostrarle posteriormente. Indícale que se alteró mucho y pudo haberse hecho daño. Si su reacción no es positiva olvida el ejercicio.

En muchas ocasiones ninguna técnica funcionará. Simplemente, necesitará drenar sus emociones y no habrá nada que lo evite. Es conveniente que estés preparado para todo, así podrás ayudarlo en vez de hacerlo sentir peor.

¿Cómo calmar una crisis?

Durante uno de estos episodios, te sentirás preocupado, de manos atadas y sin saber cómo actuar. Primero que nada, respira y que se te olvide el mundo. El objetivo principal es evitar que se lastime.

  • Dale su tiempo. No lo presiones pidiéndole que se calme. Su forma de ver el mundo es distinta a la tuya; necesita su tiempo y espacio. Procura dárselo.
  • Evita regañarlo o decir palabras que no aportarán nada. Probablemente, se altere más y no logres tu cometido. Abrazarlo lentamente puede evitar que se haga daño y vaya relajándose poco a poco. Si la acción es rechazada, ve a su ritmo.
  • Sólo las personas cercanas al niño pueden calmar la crisis. Ellos siempre tendrán mejor relación con alguien en especial. Si esa persona está en el lugar será la indicada para tratar de tranquilizarlo. De lo contrario, será con quien tenga más afinidad en el momento (por ejemplo, la maestra si se trata del colegio). Si varias personas intentan acercarse a él podrían hacerlo sentir asfixiado y no contribuir en nada.

Algunos niños con autismo se encariñan con juguetes desestresantes que los ayudan a liberar tensiones. También es aconsejable inscribirlos en algún deporte como medio de distracción y manejo del estrés. En Autism Soccer los recibiremos con los brazos abiertos. ¡Conócenos!

niño con dolor

Las crisis son parte natural del autismo, pero puedes aprender a calmar a tus hijos y hasta prevenirlas lo más que puedas.

 

__________________________________

Facebook: Autism Soccer

Instagram: Autism Soccer

Twitter: Autism Soccer

Autismsoccer.org

 

Major Angel Sponsor