Autism Soccer…Nuestro Secreto

1. Refina las habilidades motoras:

Es común que las personas con autismo experimenten dificultades con las habilidades motoras. A través del fútbol, maniobrar el balón y practicar diferentes técnicas puede mejorar en gran medida su resistencia, coordinación y fuerza.

2. Mejora la comunicación:

El fútbol es un deporte de equipo; por lo tanto, la clave para hacerlo bien es comunicarse con sus compañeros de equipo. El fútbol puede ayudar a desarrollar las habilidades necesarias para la comunicación a través del juego y la interacción con otras personas en un entorno natural.

3. Deportividad:

Con cada deporte, o ganas o pierdes. El fútbol puede enseñar a las personas con autismo a divertirse sin importar cuál sea el resultado final.

4. Interacción social:

Para las personas con el espectro, las interacciones sociales a menudo pueden ser más desafiantes. El fútbol puede aumentar la interacción social a medida que el niño trabaja con un instructor, un terapeuta u otras personas involucradas en el programa. El fútbol puede brindar una experiencia positiva con un deporte y también puede ayudar a buscar amistades para toda la vida mientras se aprende a turnarse y participar en comportamientos socialmente apropiados.

5. Manejo del Comportamiento:

El comportamiento puede ser una gran lucha para cualquier familia que tenga un individuo con autismo. Un deporte organizado, como el fútbol, puede mejorar su comportamiento porque tienen que practicar escuchando a su instructor. Los instructores usan un lenguaje positivo para que su familiar sepa lo que puede y no puede hacer, y le brinda una rutina estructurada.

6. Juego estructurado:

El fútbol puede ser una salida divertida que permite relajarse y divertirse después de un largo día. Proporciona diversión, al tiempo que proporciona un juego estructurado para divertirse en un entorno controlado.

7. Refuerzo de autoestima:

Cualquier individuo, ya sea que tenga autismo o no, gana confianza una vez que domina una habilidad o se desempeña bien en ella. Esto es especialmente importante para que una persona con autismo gane confianza. Además, la autoestima mejora la felicidad.

8. Les proporciona un interés:

Al participar en el fútbol, uno se interesará por él, o tal vez no, pero se hará una idea de lo que le gusta o no le gusta. Esto les ayudará a descubrir cuáles son sus pasatiempos e intereses en el futuro.

9. Mejora la condición física:

El fútbol es un deporte físicamente activo, lo cual es bueno para cualquier individuo. Es especialmente beneficioso para las personas con autismo porque los estudios muestran que la actividad física puede aliviar los comportamientos repetitivos y aumentar la capacidad de atención.

10. Mejora el procesamiento auditivo:

Al escuchar las instrucciones claras y sencillas de los instructores de fútbol sobre cómo realizar una técnica, mejorará en gran medida su capacidad para seguir instrucciones, lo que a su vez mejorará su procesamiento auditivo.

Skip to content